Un cuchillo para cada queso

- Categorías : Corte y cata

¿Sabes qué hay un cuchillo para queso? Es importante utilizar el cuchillo adecuado ya que cada queso tiene unas características diferentes. No es el mismo corte ni necesitamos el mismo cuchillo si cortamos un queso de pasta blanda o uno queso añejo.  

En función de las características que tenga el queso que vayamos a cortar elegimos un cuchillo u otro, de ello hablamos a continuación, y además os contamos unos pequeños trucos para que realizar el corte sea más agradable, ya que esta tarea es todo un ritual. 

Una de las reglas no escritas que se deben cumplir a la hora de cortar un queso de oveja es que cada trozo  que se deguste debe contener su correspondiente corteza, ya que ahí vamos a poder distinguir varias de las características de los quesos y de ahí provienen parte de los sabores que vamos a apreciar durante su consumo.

La corteza nos permite distinguir el grado de curación, si ha habido crecimiento de moho durante su maduración, ya ésta que favorece el desarrollo de sabores y aromas. 

A continuación os haremos una breve descripción de la gran variedad de cuchillos con los que contamos, en función del queso que pretendamos cortar:

  • Cuchillo para quesos tiernos, característico por sus agujeros en el centro,  se utiliza para cortar quesos blandos o cremosos, ya que así evitamos que el queso se quede pegado al cuchillo y nos permite realizar un corte limpio.
  • Lira o cuchillo de alambre, con el que podemos cortar quesos tiernos, cremosos y  además quesos con una textura más frágil, como puede ser el queso roquefort o Camembert entre otros. 
  • Cuchillo de dos mangos, es el más conocido por todos. Es muy útil para cortar quesos semiduros, tipo zamorano o gruyere, ya que este tipo de queso ya tiene una cierta curación, y necesitamos un cuchillo más consistente. Este cuchillo es utilizado para el corte del queso curado, o muy curado tipo parmesano, que es más seco, y con él obtenemos los trozos de queso con una forma irregular, como si el pedacito hubiera sido arrancado de la porción.

Es muy importante destacar, que cada corte realizado nos hace apreciar características, sabores, aromas y matices diferentes del queso. Es decir, el mismo queso cortado de dos maneras distintas tiene diferente sabor. 

Un pequeño truco para aquellas personas que no dispongan de toda la gama de cuchillos, como suele ser normal en nuestros hogares; para cortar los quesos blandos o muy cremosos que suelen quedarse pegados al cuchillo, untamos ligeramente el cuchillo con un poquito de aceite, haciendo así que el queso deslice más fácilmente.

Es muy importante destacar, que cada corte realizado nos hace apreciar características, sabores, aromas y matices diferentes del queso. Es decir, el mismo queso cortado de dos maneras distintas tiene diferente sabor. 

Para evitar desperdicios innecesarios y hacer más apetecible cada trozo, es interesante usar una técnica adecuada para cortar cada tipo:

  • Los quesos de pasta blanda redondos y cuadrados, así como los enmohecidos, se cortan en trozos pequeños como si fueran una tarta.
  • Los quesos cilíndricos se cortan en dos mitades.
  • Aquellos con forma de barra o rollo, se parten en lonchas individuales más o menos gruesas, según el gusto de los comensales.
  • Si el queso tiene forma de bola, hay que cortarlo en forma de cuarto.
  • Si se trata de un queso grande, primero se parte por la mitad, después se corta un trozo hexagonal de la mitad y a partir de éste, se hacen lonchas.

Un buen trozo de queso sabe bien a cualquier hora y en cualquier lugar. 

Producto agregado a la lista de deseos
Productos añadido para comparar